jueves, 4 de marzo de 2010

TECNOLOGÍA, DEPORTE Y FÚTBOL EN EL BALÓN DEL FUTURO.


La tecnología y el deporte -y más concretamente, el fútbol- están destinados a encontrarse. Hay defensores y detractores, pero la convergencia parece inevitable y los continuos avances, que ya abarcaban el uso de vídeos o micrófonos entre árbitros, se quedan atrás ante la nueva revolución, que aún está por llegar.


¿El último objetivo? El balón. Un esférico sin aire en su interior, con un núcleo tecnológico, un sistema de localización por GPS y un material que lo ilumina en función de la situación del propio es balón. Suena a película del futuro, pero ya se trabaja en ello. En concreto, la empresa AGENT (Strategic Intelligence Embassy), que está desarrollando el balón del futuro.


El HYB-S1, como así han denominado a este prototipo, es un balón pensado para evitar cualquier tipo de polémica arbitral. De cara al espectador, lo más llamativo es el caparazón interior iluminado que cambia de color cuando el balón entra en la portería, es fuera de juego o sale de banda. Todo esto es posible gracias al localizador GPS que tiene en su interior, dentro de esa estructura, que permite situar en todo momento la posición del balón dentro del campo de fútbol y, a partir de ahí, trabajar sobre las coordenadas.


El proyecto sobre el que trabajan ofrece la posibilidad de medir la velocidad de movimiento del balón (y por tanto, de los golpeos), así como introducir una vídeocámara que permita ver imágenes nunca vistas en un partido de fútbol.


¿Ciencia ficción? De momento, lo es. Este proyecto de balón futurista sólo es eso, un proyecto, pero la realidad, cuando de tecnología se habla, no suele tardar en superar a la ficción.


Publicar un comentario